domingo, 22 de febrero de 2015

Cómo fabricar un adaptador de micro-SIM a SIM normal



¿Tu operador de telefonía te ha enviado una SIM de tamaño micro pero tu móvil sólo acepta SIMs de tamaño normal?

En el mercado existen soluciones que por muy poco dinero te permite adaptar la tarjeta micro-SIM a tamaño normal, pero si no quieres gastarte nada, aquí explico cómo fabricar un adaptador de forma completamente artesanal.


Para fabricar nuestro adaptador casero necesitaremos:
  • Una SIM de tamaño normal
  • La micro-SIM que queremos utilizar.
  • Una tarjeta de crédito o similar que no nos importe romper.
  • Unas tijeras
  • Un cutter 
  • Un rotulador con punta fina.
  • Una superficie donde podamos trabajar sin cortar nada.
  • Paciencia
Nota: si la tarjeta micro-SIM venía en un plástico tamaño tarjeta de crédito podrías utilizar esta como molde. Si no, puedes utilizar cualquier tarjeta de crédito o similar.

  • El primer paso consiste en realizar un molde partiendo de la SIM de tamaño normal. Con un rotulador dibujaremos el perfil en la tarjeta de crédito aprovechando una esquina de la misma y la cortaremos con tijeras



  • Una vez tenemos el molde con el mismo tamaño que la SIM normal, situaremos la micro-SIM en el extremo opuesto a la marca de la tarjeta. Deberemos dejar una separación con respecto a los laterales más largos de unos 1,5 mm y casi 2 mm respecto al borde más corto


  • Estas son las medidas exactas por si queréis tener un buen patrón:
  • Con un rotulador dibujamos la silueta y debería quedarnos algo así:




  • Ahora viene la parte más delicada y peligrosa (para nuestros dedos) ya que deberemos hacer una ventana en el molde de la tarjeta sobre las marcas antes dibujadas. Para ello deberemos utilizar un cutter o similar, teniendo cuidado de no hacer la ventana más grande de lo que tenemos dibujado



  • Los cortes que debemos hacer son cortos pero si nuestro pulso no es muy bueno, podemos apoyarnos en una regla. Es preferible que la ventana sea más pequeña que la dibujada que no al revés porque de esta forma siempre podremos ir recortando poco a poco hasta que quepa la micro-SIM.

 

  • Al final tendremos nuestro molde con la ventana del tamaño de la micro-SIM
  • Es difícil que la micro-SIM encaje perfectamente a la primera así que con la ayuda del cutter iremos afinando la ventana hasta que la micro-SIM encaje perfectamente en la ventana y sin holguras.

Ya tenemos nuestra tarjeta micro-SIM lista para ser introducida en nuestro viejo teléfono.
Comentarios
3 comentarios
Para Comentar Elige el Sistema de Comentario de tu Agrado:
Comentarios Comentarios Comentarios